Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14587

Juan Gustavo Cobo Borda: Retrato de poeta

0
0

Por: Álvaro Castillo Granada*


No recuerdo cuándo fue la primera vez que hablé con Juan Gustavo Cobo Borda. Debió ser a finales de los ochenta, cuando me inicié en mi oficio de librero en “Enviado Especial Libros”. 

De vez en cuando pasaba por allá como una tromba y un huracán. Poco a poco fui venciendo mi timidez y empecé a hablar con él. Esa conversación nunca terminó afortunadamente. Hablar con él era deslumbrarse. Parecía saberlo y haberlo leído todo. Con una naturalidad aplastante. Como si fuera la cosa más normal. Como si haber sido protagonista y testigo de la literatura colombiana y latinoamericana durante más de medio siglo, fuera lo mismo que sentarse a conversar y tomar onces. 

El paso de los años nos permitió acercarnos y empezar a conversar como iguales. Esa sensación nunca dejó de asombrarme. Hablar de literatura no era una competencia verbal, sino una aventura vital. Y los conocimientos, las experiencias, las lecturas, los descubrimientos eran para ser compartidos como una sorpresa.

Tuve el privilegio inmenso de servirle como librero a lo largo de más de treinta años. Varias hazañas librescas borgianas pude realizarle. Descubrirle libros o revistas desconocidas para él que parecía que lo tenía y lo sabía todo. Recibía mis llamadas al respecto con una inmensa e indisimulada alegría y bajaba/llegaba a la librería sin perder el tiempo. Coleccionista que se respete sabe que puede haber otro, como él, rondando y esperando.

Siempre fue muy generoso conmigo. Recuerdo ahora que alguna vez le pregunté por un libro de Julio Cortázar que jamás había visto: Pameos y meopas. Me dijo que lo tenía. Le pregunté si algún día me lo dejaría ver. 

Al día siguiente llegó a la librería con el libro. 

   -Te lo presto.

Lo recibí, aturdido, y fotocopié inmediatamente para devolvérselo al día siguiente. 

Fue una de las primeras personas a las que le contamos el proyecto en el que nos embarcamos, junto a Guillermo Martínez González, hace más de veinte años: hacer una antología de poesía rusa del siglo de oro.

Nos invitó a su casa, a tomar onces, y nos mostró y prestó varias antologías. Las sacaba de su inmensa biblioteca como si fuera lo más normal tenerlas y prestarlas. Como si supiera que la mano que nos tendía no iba a ser defraudada. Las consultamos con Guillermo y se las devolvimos al poco tiempo.

También hubo algunas veces en que me buscaba para que le contara cuentos sobre Pablo Neruda y las polémicas culturales de la revolución cubana. Se sentaba y escuchaba mis parrafadas con atención y sigilo. Preguntando con la curiosidad de un niño chiquito.


Juan Gustavo Cobo Borda. Foto por: Libros y Letras
Juan Gustavo Cobo Borda. Foto por: Libros y Letras

Compartimos, también, el amor por ciertos poetas. Entre ellos Yannis Ritsos. Cuando fue embajador en Grecia me mandó un ejemplar de su poesía en griego por correo. 

Fue a él, junto a David Jiménez, la primera persona a la que le escuché con admiración hablar de Primero estaba el mar, la novela de Tomás González. En la época en que sólo existía la edición de Los papeles del Goce, que hizo Gustavo Bustamante.

También, como corresponde, fui víctima de su humor negro. Muchas veces, cuando nos encontrábamos en un lugar público, apenas me veía acercar, decía a todo pulmón:

   -¡Hola, Álvaro, el librero estalinista! 

   Hasta que le aclaré:

   -Juan Gustavo: estalinista no, jamás. Guevarista siempre.

   Y me transformé en “el librero guevarista”.

Nunca terminé de conocerlo. No dejaba, con el paso de los años, de revelárseme una nueva faceta, otra arista, de su vida que es su obra. Y viceversa.

Y de asombrarme tampoco. 

Esta mañana, antes de llegar a la librería, me detuve en una mesa de remates de libros. Sólo miré uno. Era tuyo, Juan Gustavo: Retratos de poetas. 

Al poco rato de llegar a la librería, Federico Díaz Granados me dio la noticia.

La muerte nunca dejará de asombrarnos. Y la tuya tampoco.

Este es mi retrato tuyo. Amante de los libros. Conversador. Divulgador. Chismoso. Descubridor. Eso nunca dejaste de serlo.

Por todo, gracias, Juan Gustavo.

Y aunque nunca militaste del mismo lado que yo, me despido como se despiden los compañeros: Hasta siempre.

*Álvaro Castillo Granada. Librero y escritor.

Chapinero, Bogotá, 5 de septiembre de 2022

The post Juan Gustavo Cobo Borda: Retrato de poeta first appeared on Libros y Letras.


Viewing all articles
Browse latest Browse all 14587

Latest Images

Trending Articles





Latest Images