Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14592

Un centenario y más aniversarios

0
0
El Quijote y Sancho, ilustración de Hache Holguín



Este año se cumplen 100 años desde que se instituyó el “Día del idioma”, cuyo autor de la iniciativa fue el colombiano el doctor José María Pérez Sarmiento.



Por:Luis Fernando García Núñez*


El 23 de abril de 1917 se dio inicio a la construcción del Metro de Madrid. Cinco años después, en 1922, hace 100 años, se instituyó el “Día del Idioma”, según dice el doctor Rafael Torres Quintero en su ya clásico Cervantes en Colombia, publicado en 1948. Y “fue nada menos que un colombiano, el doctor José María Pérez Sarmiento, el autor de la referida iniciativa”, agrega Vicente Pérez Silva.


Tres años después, el 23 de abril de 1925, se edita la primera edición de El Quijote en el sistema Braile. Y en 1951, en México, se creó la Asociación de Academias de la Lengua Española. En 1855, también el 23 de abril, nació Marco Fidel Suárez; en 1902, el escritor islandés Halldór Laxness, Premio Nobel en 1955, y en 1923, Manuel Mejía Vallejo. En el mundo, desde 1988, el 23 de abril es el Día Internacional del Libro, y en Colombia, desde 1958, el Día Nacional del Bibliotecario.


El doctor PérezSilva dice en Origen del Día del Idioma, que en Colombia la creación de esta fecha data de 1937. Y sucedió en la Universidad de Antioquia. En una Resolución mediante la “cual el Consejo Directivo de la mencionada Universidad insinúa al ministro de educación nacional la institucionalización del ‘Día del Idioma’”, se establece, entre otras consideraciones, que “varios países de América han consagrado como día especial para rendir homenaje a Miguel de Cervantes Saavedra el 23 de abril aniversario de la muerte del autor de El Quijote, obra inmortal traducida a todos los idiomas cultos y que constituye el más glorioso monumento a las Letras Castellanas”.


Y añade que como este fue “el primer país que con Vergara y Vergara fundó la primera Academia de la Lengua en la América y que según conceptos de novelistas como Pereda y filólogos de la talla de Julio Cejador y Frauca es Colombia el país donde se habla y se escribe más puramente el castellano”.


En la segunda de sus resoluciones sugiere “…de la manera más comedida al Sr. Ministro de Educación Nacional la institución del ‘Día del Idioma’ para que se haga extensivo a todos los colegios y escuelas de la República”.


“Al año siguiente del referido suceso, es decir en 1938, el presidente de la república, Dr. Alfonso López Pumarejo, expidió el Decreto No. 707, mediante el cual escogió el 23 de abril como fecha para la celebración del ‘Día del Idioma’ y, además, como homenaje a don Miguel de Cervantes Saavedra, autor del El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”.


A estas noticias se debe añadir que “con motivo del Tercer Congreso de las Academias de la Lengua Española, celebrado en Bogotá entre el 27 de julio y el 6 de agosto de 1960, el presidente de la república, Dr. Alberto Lleras Camargo sancionó la Ley 002 de 1960 (Agosto 6) por la cual se dictan medidas para la defensa del idioma patrio. El art. 3° consagró el culto del idioma en estos términos:


Artículo 3°. Señálase el 23 de abril, aniversario de la muerte de Cervantes, para recordar al autor del Quijote, y rendir culto al idioma. Todos los establecimientos docentes, públicos y privados, conmemorarán esta fecha. El Ministerio de Educación Nacional remitirá cada año sendos ejemplares del Quijote a los institutos oficiales de enseñanza secundaria y normalista, para que sean entregados en dicho día como premio al mejor alumno de lengua castellana.


“Sobra decir que, en la actualidad la segunda parte de esta disposición, o sea la referente al envío de ‘sendos ejemplares del Quijote’ a los planteles educativos allí señalados, no tiene cumplimiento alguno, y quizás no lo haya tenido nunca. Como se dice en buen romance, es letra muerta”.


En 1964, el 4 de febrero, se expidió el Decreto No. 189, que reglamentó la citada Ley 002 de 1960. Tiene 16 artículos de los que en otra ocasión se hablará detenidamente. Para no ir muy lejos, este Decreto prohíbe “el uso de palabras extranjeras como nombres de establecimientos o empresas industriales y comerciales, institutos de educación, centros culturales, sociales o deportivos, hoteles, restaurantes y, en general, las de todo establecimiento, negocio o servicio abierto al público”.


El Quijote y Sancho, ilustración de Hache Holguín

 


Sí. Un centenario que pasará inadvertido y otro día del idioma y del bibliotecario y del libro que nos llevará por los extensos y formidables laberintos de la creación. Por lo menos, tenemos la Feria del Libro.



Vale la pena señalar algunos de los hitos que tiene esta señalada solemnidad, por ejemplo, el 23 de abril de 1616 murió Cervantes y el Inca Garcilaso de la Vega, y el 3 de mayo del mismo año, 1616, Shakespeare. Es importante indicar que la reiterada información de que murieron el mismo día, no es cierta, pues solo hasta 1752 Inglaterra no computó la reforma gregoriana al calendario romano, al que ya se le había impuesto la reforma juliana.

Don Miguel fue también poeta y dramaturgo, autor de La Galatea, anterior al Quijote, Novelas ejemplares, Los trabajos de Persiles y Sigismunda, Viaje del Parnaso, un extenso poema compuesto de tercetos encadenados, en el que alaba y crítica a algunos poetas españoles. Ocho comedias y ocho entremeses nunca representados, entre otras obras teatrales. Cervantes se llama ahora una estrella antes llamada Mu Arae, alrededor de la que orbitan los planetas Quijote, Dulcinea, Rocinante y Sancho.

Unos días antes de morir, en su poco conocida, pero muy buena novela Los trabajos de Persiles y Sigismunda, escribe una triste y conmovedora página que dice: “Señor; aquellas coplas antiguas que fueron en su tiempo celebradas, que comienzan: «Puesto ya el pie en el estribo», quisiera yo no vinieran tan a pelo en esta mi epístola, porque casi con las mismas palabras las puedo comenzar diciendo:


Puesto ya el pie en el estribo,

con las ansias de la muerte,

gran señor, esta te escribo.

“Ayer me dieron la extremaunción, y hoy escribo esta. El tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan, y, con todo esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir y quisiera yo ponerle coto hasta besar los pies de V. E., que podría ser fuese tanto el contento de ver a V. E. bueno en España, que me volviese a dar la vida. Pero, si está decretado que la haya de perder, cúmplase la voluntad de los cielos y, por lo menos, sepa V. E. este mi deseo y sepa que tuvo en mí un tan aficionado criado de servirle, que quiso pasar aún más allá de la muerte mostrando su intención”.


Sí. Un centenario que pasará inadvertido y otro día del idioma y del bibliotecario y del libro que nos llevará por los extensos y formidables laberintos de la creación. Por lo menos, tenemos la Feria del Libro.





*Luis Fernando García Núñez.
Periodista y docente. Colaborador literario de Libros & Letras.
Instituto de Estudios Interdisciplinarios
Universidad Externado de Colombia.
Sígalo en
Twitter: @LuisFer76994814


Viewing all articles
Browse latest Browse all 14592

Latest Images

Trending Articles





Latest Images