Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558

Un panameño y un australiano en encuentro de acordeonistas

0
0
Valledupar/ Colombia. Max Ariel Zapata Moreno llegó a Valledupar convencido de que encontraría la mejor escuela para estudiar el vallenato: la del maestro “Turco” Gil. Hoy se siente feliz y agradecido con Dios, con la vida y con Valledupar que ahora lo recibe como invitado al Encuentro Mundial de Músicas de Acordeón. 

Este panameño con alma vallenata nació el 5 de octubre de 1993. Desde muy niño tuvo inclinación por la música, siempre le gustaba estar tocando tambor o guitarra, instrumentos de juguete que sus padres le compraban, pero fue hasta junio de 2004 cuando conoció el acordeón de verdad y descubrió que este hermoso instrumento le llenaba al ciento por ciento y en el que aprendió a tocar las músicas tradicionales de su país. Cuando terminó su bachillerato quiso estudiar música como carrera universitaria pero sufrió una gran decepción al no encontrar una escuela o universidad donde estudiar el acordeón. Fue así como en su búsqueda logró saber de la Academia de Música Vallenata Andrés “Turco” Gil, la cual se dio cuenta de inmediato que le brindaría todo lo que quería, aparte de que aprendería además la música vallenata. 

Para su participación en el encuentro de acordeonistas que comenzará este miércoles en Valledupar, organizado por la Fundación Reyes y Juglares Vallenatos, este año en homenaje póstumo a don Jacob Luque García, quien fuera el primer en vender los acordeones Hohner en esta ciudad, en su repertorio trae canciones panameñas como “Los sentimientos del alma”, “Panameño, vida mía”, “Mama Eva” y “La murga de Panamá” y colombianas como los paseos vallenatos “El testamento” y “Mi hermano y yo”.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558