Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558

Vida e Historia del marino y descubridor Pedro Alonso Niño

0
0

No. 6.646, Bogotá, Martes 25 de Marzo de 2014 

La literatura es fuente fundamental de pensamiento crítico y utópico, por eso hay que extenderla. 

Paco Ignacio Taibo II

Vida e Historia del marino y descubridor Pedro Alonso Niño

Ensayo

Germán Borda Camacho (Utopia Libros).

Colaboración de Mauricio López González

Germán Borda con este ensayo exalta la vida de Pedro Alonso –Peralonso- Niño, Piloto Mayor de Indias, codescubridor de América, quien piloteando la Nao Santa María acompaña a Colón y los Pinzones en la aventura épica de encontrar un “un camino más cercano a las Indias, con sus sedas, especies y oro”.

El ensayo está intercalado por referencias geográficas tanto de las villas de Palos y la de Moguer, para acabar con la simbiosis errada de que son un único sitio. También contiene las descripciones de las denominadas Capitulaciones de SantaFe en donde los Reyes Católicos y Cristóbal Colón establecen las condiciones para la realización del viaje, luego convertido en epopeya.

Igualmente, se presentan elementos correspondientes a aparatos de navegación de la época, sobre todo en lo que concierne su uso a la región andaluza, con su mezcla de marinería árabe y cristiana, tomando los avances más de la primera que de la segunda.

En el ensayo intercaladamente se escriben también reseñas biográficas de los personajes de la época del Descubrimiento (ahora denominado Encuentro de Dos Culturas); no solamente recorren el libro los Reyes Católicos, sino los Frayles que apoyan a Colón, los marinos Pinzón,  Niño y Quintero, armadores de las carabelas La Pintay La Niña, sobrevivientes de la primera expedición y por lo tanto dignas de toda exaltación, toda vez que la Nao CapitanaLa Santa María en la Navidad de 1492 encalla en Santo Domingo.

Recuerda Borda también los intentos de la Grecia y Egipto Antiguos de comprobar la redondez de la Tierra y la distancia de su diámetro (con pocas diferencias con las medidas reales). Igualmente, describe la teoría Ptoloméica del universo Geocéntrico, medievamente aceptada, en contraposición con la teoría correcta del universo Heliocéntrico, formulada posteriormente por Copérnico un siglo después de la saga finales del siglo XV. También hace referencia a los mapas elaborados en aquella época en donde se pretendía plasmar en el lienzo todas las nuevas costas, islas y tierras nuevas.


En fin es una mezcla del ensayo propiamente dicho acerca de la figura de uno de los otros descubridores, con las referencias geográficas, astronómicas, instrumentales, biográficas.

Igualmente en su ensayo, Borda desmiente la falacia de que aquel grupo humano que se embarcó hacia El Mar Tenebroso estaba compuesto por gente proveniente de cárceles y de las peores condiciones sociales. Al contrario, son casi un centenar de gentes de Palos y Moguer, marinos excelsos cuyas manos están encallecidas por el tirante continuo de las sogas y las velas; son gente de pueblo, creyente y confiada, que de la mano de los Niño, Pinzón y Quintero, y bajo el tutelaje empecinado y tenaz del Almirante Colón surcaron las aguas del Atlántico, quizá sin ser los primeros, pero si los que abrieron la puerta a un Nuevo Mundo más amplio, más rico y diferente.

Finalmente comenta Borda “el viaje tenía ese objetivo….. de determinar y verificar otras rutas para llegar a las Indias Orientales (sic). Y más substancial y fundamental, probar que el mundo no era plano. Ese en verdad es el gran descubrimiento, que cambiaría para siempre las mentes de los seres humanos; secundario pero formidable, el de América”.


Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558