Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14559

Jorge Nájar y El alucinado de París

0
0

Tomado de La República/Perú. Escape. En la novela El alucinado, Pedro Toledano es un poeta de Requena que fuga a París para no ser preso por guerrillero. Escapa de todo, pero no de la locura de amor.
El destacado poeta horazeriano Jorge Nájar, ganador del Premio Copé de Oro 1984 y del Premio Juan Rulfo de Poesía convocado por Radio Francia Internacional, en 2001, también ha incursionado con acierto en el ámbito de la narrativa. Esta vez ha publicado la novela El alucinado (Ed. Summa, 2013).  

Dividida en ocho capítulos, tiene una estructura circular. Está escrita con una prosa muy bien pulida. Resaltan las expresiones poéticas y algunas reflexiones del narrador omnisciente: “El corazón es un pozo de misterios, lleno de insatisfacciones y cada quien de alguna manera es esclavo de lo que guarda en él” o “Abandonó la vida urbana y se convirtió en un peregrino de los caminos que llevaban a Dios, esa invención de los desesperados para reconciliarse con sus desatinos”.

 La tarde del Primero de Mayo, mientras grupos de manifestantes celebran el Día Internacional del Trabajador por las calles de París, un hombre es rescatado de las aguas del Sena por los socorristas de la Cruz Roja. Se trata de Pedro Toledano, un poeta peruano alucinado procedente de la ciudad amazónica de Requena, que habita en la Ciudad Luz desde hace muchos años.

El día anterior, Toledano había salido de su domicilio para emprender un viaje hacia el punto donde nace el Sena, al que denomina el Río de la Iluminación. Traía el rostro pintado como un guerrero. Se había propuesto sembrar en las orillas del río la planta sagrada de los incas. Buscaba la purificación de su alma y dejar atrás para siempre los recuerdos malsanos que lo torturaban. Durante su viaje van surgiendo en su mente perturbada diferentes recuerdos. Así, emergen de manera brumosa las escenas del día en que, veinte años atrás, conoció a Judith Ferrara. Ella era una estudiante de la Universidad Católica: bella, resuelta, apasionada.

Con esta joven, Toledano y otros muchachos conformaron el Núcleo Invisible, una célula subversiva que se reunía clandestinamente para coordinar acciones y estudiar la realidad nacional “a la luz de la información precisa y los dogmas revolucionarios”. Luego de algunas deserciones y actos de traición, los guerrilleros se ven perseguidos por las fuerzas militares. Muchos huyen a diferentes países vecinos, pero otros como Toledano van a surcar el Atlántico para ponerse a buen recaudo.

Después de un breve e intenso romance con Pedro Toledano, Judith Ferrara se había casado con un guerrillero apodado “Platón”, quien terminó convertido en un informante de las fuerzas militares. Judith tuvo que huir del Perú luego de delatar a su marido. Así, la joven guerrillera llegó a París, donde convertida en amante de un hombre mucho mayor, se daba tiempo para visitar los bares de ese lugar. Allí se reencontró con Pedro Toledano, quien a pesar de su precaria situación económica y psicológica reconoció a la mujer que años antes lo había amado. Retomaron su romance; sin embargo, al poco tiempo, Toledado emprende un viaje hacia la India en busca de sosiego, pero no resulta. Regresa a París. Sumido en la locura solo alberga la idea de culminar su viaje por las orillas del río Sena y recuperar el amor de Judith Ferrara, a quien ahora llama la Mariposa Nocturna. En su intento va a ser atacado y arrojado al río por unos militantes de la extrema derecha francesa.

Como se puede percibir, esta novela de Jorge Nájar tiene como escenario protagónico a la ciudad de París, la cual es bellamente retratada a lo largo del libro. Su prosa de textura poética le sirve para ello.


Viewing all articles
Browse latest Browse all 14559