Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558

Nos escriben

0
0
A veces uno piensa en todas las posibilidades que ha dejado o está dejando escapar, cómo personas socialmente buenas se pierden mientras estúpidos con influencias logran escalonar una montaña hecha con la miseria ajena. El recriminarse, no aporta, lástima el espíritu e intelecto y muchas veces la parte fisiológica, en un momento de solo pensar se llega a justificar la trasgresión a la LEY por falta de oportunidades...En este mundo lleno de sombras y grises se agradece la luz, sea Dios o cualquier creencia que a ella la forme. El mundo pesa en la espalda de aquellos que lo sufren, su voz no alcanza los litorales ni las montañas para clamar un poco de ese algo que falta. Ese pan, ese abrigo, ese...que unos ojos imploran cuando se lo ve alejar. 

Hay cosas incomprensibles e incomprendidas, habemos seres que nadamos en nuestro propio estanque sintiéndolo ajeno, Esa estrella a dejado de sernos útil cómo faro, ahora nos guiamos por foráneas luces, que se apagan a voluntad de otros. Es una maravilla ser cuerdos en este mundo acelerado o ser el loco que soporta este mundo normal. A veces me miro y no me hallo, a veces pienso en que no me miro y que las cosas pasan y solo soy un testigo mudo, de un circo en el que nos mofamos todos. 

Cada día es una nueva oportunidad y un mismo sueño, cada hora es una agonía, ver partir esos minutos con sus segundos, será qué el "valor" lo he dejado caer, al comenzar a transitar en este terrón verde y azul...a veces llegan lágrimas a mi pupila y no se por qué se eriza mi pie, mi corazón clama algo como libertad, siento un hueco en el alma y no es por falta de amor o por que no pueda darlo. 

Guardo la esperanza en un cofre para saber donde hallarla cuando la necesite, no quiero que me la hurten o en el peor de los casos...Le hagan cambiar de parecer...
Andrés Felipe Leal Q., Aguachica, Cesar, Colombia.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558