Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14590

Para tener en cuenta

0
0
  • ¡Jesús! Los egipcios y los griegos creían que los estornudos eran una advertencia divina. Se consideraban buenos si eran por la tarde, malos si se producían por las mañanas, y era una terrible señal si alguien estornudaba al levantarse de la cama o de la mesa. Nada bueno se podía augurar alos que estornudaban por el lado izquierdo, mientras que hacerlo por la derecha se consideraba favorable. Los griegos solían decir “¡Vivid!” y “¡Que Júpiter te conserve!” a los que estornudaban. De hecho, en La Odisea, Homero menciona esta salutación religiosa al que estornuda. Por su parte, los romanos exclamaban "¡Salve!". Los primeros cristianos cambiaron a Júpiter -el dios pagano-, por el cristiano, diciendo “¡Jesús!”. Por otra parte, como decía el médico árabe Avicena, ¿Un estornudo continuado anuncia generalmente el principio de una enfermedad; así que cuando se oye estornudar se pide a Dios que aparte el peligro?. Un peligro al que se temía especialmente en épocas de grandes epidemias como la peste.

    Viewing all articles
    Browse latest Browse all 14590

    Latest Images

    Trending Articles





    Latest Images