Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14557

La trascendencia del Mester de Rebeldía

0
0
Por: Ramiro Lagos

Cuarenta años se cumplen de haberse publicado en Madrid, en 1974, el Mester de Rebeldía de la Poesía Hispanoamericana, voluminosa obra de mi pluma errante, de 529 páginas, basada en la crítica, en la investigación y en el acoplo antológico de 108 voces de poesía comprometida de Indo-América. Como proyecto antológico, el “Mester de Rebeldía”, comenzó a ponerse en marcha con mi visita a Méjico en en l969, donde entrevisté a Carlos Pellicer, luego a Efraín Huerta y a Thelma Nava. Ellos me pusieron en contacto con el grupo de La Espiga Amotinada cuyos poetas figuran en un poemario del mismo nombre, del cual destaco los poemas de Juan Bañuelos, “Huelga de hambre”, el de Oscar Oliva “La protesta” y el de Jaime Labastida, “Poema en tiempo de guerra”. 

De Méjico a Centro América, mi labor de investigador tomó rumbo hacia Nicaragua. Allí tras los pasos sandinistas de Ernesto Cardenal, me llevé la sorpresa de encontrar circulando en la clandestinidad su antología: “Poesía revolucionaria nicaragüense”, no sin antes haber leído un poema también de circulación clandestina de la poeta, Michel Najlis, titulado “Viento armado ” contra la dictadura de Somoza.

Cubriendo el mapa insular del Caribe, se hizo apropiado antologar el tema de la poesía ebanita de Nicolás Guillén hasta hallar la concatenación con el “Mester de Negrería” obra del poeta colombiano Helcías Martán G. 

Ya en Colombia, fue fácil escuchar los ritmos, de “La obreriada” de Luis Vidales. Asimismo en mi país se me declamó el grandioso poema de Jorge Zalamea: “La carga contra los palacios”. Oyéndolo se saca la conclusión de que con Zalamea, Premio Lenín, la poesía de protesta se agiganta y con Neruda, Premio Nobel, su Canto General se hace epopeya indo-americana. Anótese que en Perú con el "Canto Coral a Tupac Amaru” de Alejandro Romualdo, surge una poesía de militancia tupamara que tiene eco en Uruguaycon el poema “Todos conspiramos” de Mario Benedetti, poema dedicado al líder de los tupamaros Raúl Sendic.

Cubriendo casi todo el mapa insurrecto de América, mi labor de investigador de la poesía comprometida culminó en las pampas de Martín Fierro y fue allí en el foco de “los montoneros” donde se me dio a conocer la “ poesía blindada" de Raúl González Tuñon , siendo su bélico poema el titulado “La luna con gatillo”

Obra pionera en los medios universitarios de USA, por el enfoque revolucionario, el Mester de Rebeldia de la Poesía Hispanoamericana antes de publicarse en España, fue sometido a la censura, sin la posibilidad de autorizarse la publicación so pena de eliminarse poemas referentes a las dictaduras. Ello se hizo, sacrificando a varios poetas protestatarios. Dos de ellos fueron el poeta chileno Fernando Alegría, quien figuraba con un poema que tocaba el tema del “método poético para descuartizar al dictador”. El otro poeta censurado fue el nadaísta colombiano Jota Mario Arbeláez por su poema “Estado de Sitio” contra un presidente de las “castas” políticas colombianas. Cumplidas las instrucciones del ilustre censor, que fue nada menos que el conocido historiador Ricardo de la Cierva, sorpresivamente el “Mester de Rebeldía”, tuvo notoria acogida en España, habiendo sido reseñado laudatoriamente por varios periódicos y revistas de Madrid, tales como el diario ABC, el diario Arriba, El Alcázar, La Estafeta Literaria y el diario Ya. Cabe anotarase que un periodista y poeta destacado de este diario, José López Martínez, hoy Director de la Asociación de Escritores de España, resaltó la importania del “Mester de rebeldía” en estos términos: “Nos hallamos, sin lugar a dudas, ante el documento más importante que hasta hoy se había ofrecido al lector español sobre lo que ha sido y es la poesía hispanoamericana de protesta y testimonio. El trabajo ofrecido por el profesor y poeta colombiano Ramiro Lagos es casi ciclópeo tanto por su amplitud como por su importancia ensayística y recopiladora” A su vez, en la Revista Mundo Hispánico, que se difundía en todos los países latinos, aparece otra reseña firmada por el escritor Javier Villán, destacando los puntos más positivos del “Mester de Rebeldía”. Ello contribuyó a expandir internacionalmente el eco de la obra, consiguiéndose que el “Mester de Rebeldía” fuese una antología recomedada como texto de consulta para los programas de estudios latinoamericanos en varias universidades norteamericanas y asimismo en la Universidad de Oxford, en Inglaterra. Reseña muy positiva fue la de la Revista Hispania, órgano de la Asociación de Profesores de español y portugués en los Estados Unidos. Méjico también se hizo eco de la importancia del “Mester de Rebeldia”, con una reseña en la Revista Plural, firmada por el gran poeta protestatario, Efraín Huerta 

Finalmente destaco el hecho de que el Instituto de Cultura Hispánica se interesó en que el “Mester de Rebeldía” se presentase en acto solemne en la Cátedra de Ramiro de Maeztu y me fue muy placentero, ver allí a uno de los poetas antologados : el embajador hondureño Oscar Acosta, autor del poema “El genocida”. Fue igualmente placentero contar en el miosmo acto con la presencia del monumental ensayista colombiano, Otto Morales Benítez, quien posteriormente fue el prologuista, de mi personal mester de rebeldía, titulado “Cantos de la epopeya de América”

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14557