Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14589

Un café en Buenos Aires

0
0

Di Marco habla con di Marco


Esta vez voy a empezar compartiendo una confidencia con mis amigos lectores de “Un café en Buenos Aires”: la admiración y el afecto que siento por Marcelo di Marco hace que lo que viene no sea una entrevista convencional sino una conversación alumno-maestro; o mejor todavía: una charla entre amigos. Y ya que estamos, otra aclaración: Marcelo y yo no somos familiares, apenas hermanos por elección.

Marcelo di Marco (Buenos Aires, 1957) es autor del grupo editorial Penguin Random House. Poeta, narrador y ensayista ampliamente difundido en el país y en el extranjero, sus títulos más conocidos se reponen en las librerías año tras año. Tanto el long-seller Taller de corte & corrección como Hacer el verso, Atreverse a escribir y Atreverse a corregir sintetizan su reconocida experiencia en la coordinación de grupos de escritura, y son de habitual aplicación en talleres y ámbitos periodísticos y académicos. En 2011, Sudamericana Joven publicó su novela Victoria entre las sombras, cuya segunda edición apareció a mediados de 2013. En ese mismo año, el sello independiente 800 golpes editó el libro de haikus Esa serena sombra, en festejo por las tres décadas de Di Marco como autor.

Pero no son los libros de Marcelo el motivo de esta charla sino su última aventura: su canal exclusivo en YouTube, con tips de escritura, entretenimiento y estilo. A la fecha -octubre de 2014-, con poco más de un año de vida, el TCyC ha producido más de trescientos cincuenta programas y cuenta con casi cinco mil doscientos suscriptores.

- ¿Cómo nace la idea de crear un canal exclusivo en YouTube, Marcelo?
- En realidad, la ocurrencia provino de Nicolás Amelio-Ortiz, que en dos años de permanencia en YouTube, con su canal ZepFilms ya superó ampliamente los cien mil suscriptores. Nico me dijo, a fines de 2012: “Marce, ¿no te gustaría dar tips sobre escritura, así como yo doy sobre técnicas de filmación y edición de videos?”. Por supuesto, agarré viaje enseguida: yo ya había pensado en eso, pero la propuesta de Nicolás terminó por decidirme. El TCyC, de esta manera, cobró una dimensión inusitada: al momento, el número de suscriptores superó nuestras expectativas más optimistas.

- En uno de los primeros videos definís en pocas palabras qué es la literatura. Y lo hacés de una manera simple y directa. Me encantaría recomendárselo a mis lectores. ¿Cuál es?
- Pienso que a esa descripción obedece el TCyC #6, “Qué es la literatura. Mostrando cómo se pasa de la mera información (escritura funcional, utilitaria) a la escritura estética, ese programa se convirtió para muchos en el antes-y-después que estaban esperando y necesitando para crecer. Un pequeño golpe de timón pude hacer que la nave vire, de una vez por todas, hacia las aguas de la literatura, y eso es lo que significa ese programa, que dura escasos siete minutos. Por lo que dice la gente, toda una revelación.

- Hay un video que recuerdo con particular cariño: uno en el que le recomendabas libros a quienes quieren iniciarse en el mundo de la lectura.
- Ese es un programa que bien puede funcionar como una auténtica guía de lecturas. No sólo para que uno se forme como escritor, sino también como lector. Hoy en día, la marea de suprainformación sobrepasa a cualquiera. Imaginate a un chico recién salido del colegio secundario, esa porquería institucionalizada, ubicado en medio de la librería. ¿Por dónde empezar a leer en serio? Y ahí está mi programa, producido en celebración de los primeros cinco meses del canal, para aportarle más de una respuesta.

- No todo se limita a consejos de escritura. También grabaste algunos programas en los que das tu opinión sobre temas vinculados a política y medios de comunicación, entre otras cuestiones. 
M: Es tal cual. La gente está harta de que el escritor de hoy, pacífico y políticamente correcto, se haya convertido, a la hora de expresar sus “opiniones”, en un aburrido compendio de lugares comunes. El escritor de hoy, bienpensante contra toda lógica, debe ser revolucionario, ateo y progresista. Pues bien, en los programas que mencionás, yo me muestro, desde el sentido común, como soy: contrarrevolucionario, creyente y retrógrado —en el sentido marechaliano del término—. Bien decía Chesterton que no hay nada más pragmático que un creyente…, y en esos pasos ando. Podemos citar un video que fue alabado, incluso, por la audiencia proveniente de la izquierda. Me refiero a “TCyC #47. Think different... para que tu literatura vuele personal y libre, que ya ha superado ampliamente las primeras mil visitas. La verdad no tiene versiones, mal que les pese a los relativistas de siempre. 

- La audiencia suele escribir decenas de comentarios al pie de tus programas. ¿Hay alguno que recuerdes de modo especial?
- Me gustaría citar un inolvidable comentario, una idea-fuerza de uno de los miembros de mi audiencia: “Viendo un par de programas del canal Taller de Corte y Corrección aprendí más que en meses y meses de concurrir al taller literario al que iba”. Está todo dicho. 

- Quienes quieran mejorar su escritura, suscribiéndose al canal exclusivo en youtube de marcelo di marco y su taller de corte y corrección, hagan clic acá:

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14589

Latest Images





Latest Images