Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14589

Entrevista, Graciela Gómez

0
0

Graciela Gómez,
además de ser una excelente pintora,
es quizás una de las más importantes promotoras
culturales que tiene el país. 


Los artistas somos antenas receptoras de los acontecimientos del entorno, especialmente en hechos que nos afectan emocionalmente como son la violencia de palabra y de hecho 


Por: Jorge Consuegra (Libros y Letras

- ¿Primero empezó su mundo de la poética o de la pintura? 
- Nací pintora. Toda la vida he pintado y profesionalmente también desde niña, porque mi primera exposición pública la hice a los 14 años en la Biblioteca Nacional, en ese entonces considerada la sala más importante de exposiciones del país. La poesía llegó más tarde a mi vida. 

- ¿Cuáles fueron esos primeros poetas que le robaron suspiros en su adolescencia? 
- Me sentí siempre atraída por la poesía y fueron Bécquer, Alfredo de Musset, Rubén Darío, Barba Jacob, Juan Ramón Jiménez, José Eustacio Rivera y José Asunción Silva, entre otros, los escritores que me hicieron ver percepciones diferentes. 

- ¿Qué temas abordó en esos primeros años de ilusiones poéticas? 
- Me fascinaban los versos románticos, sin embargo no sentía la necesidad de escribir y si lo hacía era esporádicamente. 

- ¿Cuándo supo que podía combinar la poética y la pintura? 
- Fue un proceso que se dio años más tarde y fue cuando empecé a recopilar los poemas realizados en distintas épocas, desde ese momento en adelante, escribir es una forma expresión necesaria en mi vida. 

- ¿Cómo y en dónde fue su formación pictórica? 
- Inicié clases particulares en forma intensiva, paralelamente con mis estudios de bachillerato, con el Maestro Carlos Díaz Forero (ganador del VII Salón de Artistas Nacionales), quien fue mi primer maestro y de quien guardo un especial recuerdo. Valoro también las enseñanzas que por dos años me impartió Aaron Erickson, artista sueco radicado en Colombia. Posteriormente en el exterior, en viajes de investigación y compartiendo talleres con artistas de diferentes disciplinas. Continúo investigando y profundizando conocimientos para fortalecer cada vez más el trabajo pictórico, en un proceso de evolución permanente. 

- ¿Cuáles han sido sus “maestros” a lo largo de su mundo en las telas? 
- Siento gran admiración por los artistas renacentistas, Leonardo Da Vinci con su magnífica obra y los numerosos estudios recopilados en el “Tratado de la Pintura”; Rafael, Durero y Tiziano por su composición, técnica y colorido. De los impresionistas Degas, Monet y ante todo Cezanne, quien hizo grandes aportes para la intelectualización de la pintura. 

- ¿Cómo fue atravesar las fronteras y mostrar su obra pictórica al otro lado del país? 
- Para un artista de cualquier disciplina es importante confrontar su trabajo con el de artistas de otras latitudes y escuchar los juicios de personas con profundos conocimientos de arte y comentarios de un público cultivado. En mi caso particular he tenido la oportunidad de viajar con la obra a numerosos países de América y Europa, inicialmente hacia países cercanos, Venezuela y Ecuador; posteriormente, a raíz de estas experiencias en el exterior, el trabajo me fue abriendo puertas para múltiples exposiciones individuales y colectivas en otros países como: EUA, Canadá, México, Guatemala, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, Ecuador, Brasil, Argentina, Chile, Dinamarca, Suecia, Holanda, Francia, Hungría, Austria, Bélgica, Ucrania, entre otros, de todos los viajes guardo recuerdos inolvidables y la enorme satisfacción de recibir comentarios críticos favorable a mi estilo personal. 

- ¿Cuáles han sido sus temas recurrentes en la pintura? 
- En un comienzo me enfoque en paisajes, flores, peces y aves. Al ir madurando en el trabajo, viré hacia la figura humana, especialmente la femenina, ligada a temas históricos, ambientales, geográficos, espirituales, raciales y míticos entre otros, que con frecuencia he presentado en Series, es el caso de “Latinoamérica” representada por una mujer cubierta con velos blancos transparentes, en pinturas que llevan por título, “Latinoamérica impotente, expectante, punto crucial”, por mencionar algunas. “Mujer Latina, Geografía de América”, “Catarsis”, “Bolívar, el hombre”, “Negritud siglo XXI”, “Canto de América” que contempla la Obertura, el Intermezzo y la Apoteosis, “Colombia Visión Ecológica” y “América, América”. .Actualmente realizo la Serie “Visualizaciones”. 

- ¿Ha sido complicado trabajar culturalmente en el país? 
- Si lo ha sido, no obstante los estímulos recibidos en el exterior, el compromiso personal con la patria y los artistas, han hecho que a través de la Fundación Graciela Gómez, persista en la tarea de difusión cultural. En Colombia carecemos de políticas culturales, estructuradas, y permanentes, independientes de los gobiernos de turno, que estén enfocadas a preservar, incentivar y difundir las manifestaciones artísticas del país. En mi opinión se requieren más salas oficiales de alto nivel, que cuenten con una gestión de curaduría articulada al contexto colombiano, en la que la muestra seleccionada corresponda a un proceso coherente de evolución artística. Aunque se han abierto nuevas galerías de arte, estas, generalmente son de carácter privado y no están al alcance económico de la mayoría. Se han hecho grandes esfuerzos en organizar muestras en las bibliotecas públicas para que el arte salga al encuentro del visitante ocasional, sin embargo, éste no es el escenario propicio para posicionar a un creador. Otro aspecto importante para el desarrollo cultural del país, es darle mayor importancia a la educación artística (artes plásticas, música, literatura), dentro del currículo escolar, desde el preescolar hasta el grado once. Hay que empezar por ese punto de la educación, para tener en el futuro una sociedad que valore la cultura y el patrimonio cultural de la nación 

- ¿Ha servido la pintura para poner a reflexionar a los colombianos sobre ese loco mundo de la violencia? 
- Los artistas somos antenas receptoras de los acontecimientos del entorno, especialmente en hechos que nos afectan emocionalmente como son la violencia de palabra y de hecho, el desconocimiento de la dignidad del ser humano, la no valoración de la vida, los hechos que afectan el medio ambiente, etc. En la obra que realizamos somos emisores conscientes o inconscientes de mensajes para un mejor futuro. En mi caso personal, he pretendido invitar a la reflexión sobre el tema, a través del tríptico denominado “¡Colombia, reacciona!” y del mural “Libertad” que se hizo en el diario Vanguardia Liberal en Bucaramanga, después de la bomba que afectó sus instalaciones. Transcribo la parte final de un comentario sobre mi trabajo, del artista y crítico húngaro TorokSándor, en Budapest: “Hay que creer en la fuerza redentora de la cultura, capaz de crear y confiar en la amistad pacífica de los pueblos de la Tierra. Hay que creer y confiar en la sinceridad de las abiertas miradas humanas dirigidas tiernamente a nosotros desde los cuadros de Graciela Gómez, en el calor de esos grandes ojos diáfanos que pueden ser símbolos de la fe en la humanidad y en el futuro, como la blanca paloma de Picasso”. En relación a la poesía incluyo en tres de mis libros varios poemas sobre este tema. 

- ¿Cómo ve el mundo de la pintura colombiana actual? 
- Hay artistas formados, excelentes, con muy buen oficio y lenguaje propio. Los jóvenes se inclinan más hacia las instalaciones o a la combinación de dibujo o pintura con video y fotografía. Ésta última ha tomado mucho auge. Sin embargo la pintura sigue ocupando un lugar preponderante. Lo que puedo decir, de acuerdo con la experiencia de los viajes y mi interés permanente por la educación por el arte, es que nos hace falta en Colombia un énfasis mayor en la investigación artística, teniendo en cuenta aspectos formales y conceptuales, no tanto para reforzar verbalmente la creación plástica, sino para evolucionar dentro de nuestro propio contexto y así aspirar a la universalidad... 

- ¿Cuáles han sido sus más destacados premios tanto en la poética como en la pintura? 
- A los 10 años envié un dibujo a Francia y gané una beca para estudios de arte, que no pude aceptar por mi edad, pero fue determinante para definir mi vocación. Gané un premio en el Concurso Lara en Bogotá. I Premio del Museo Kozlekedesi en Budapest, Hungría. Fui Artista Invitada a la Fial 94 en Bruselas, Bélgica. He sido seleccionada por concurso para formar parte de dos Antologías en Argentina e invitada a participar en dos más; por la última participación recibí una Mención de Honor. Fui seleccionada para ser integrante de la I Antología Ecológica en español que se publicará en Nueva York. 

- Argentina te tiene en el podio como una de las más importantes poetas colombianas ¿cómo tomas este elogio de gente tan maravillosa como la argentina? 
- Mi poesía ha tenido en Argentina gran acogida; figuro en cuatro volúmenes editados en Buenos Aires, dos de Nuevo Ser Editorial, “Nueva Literatura de Habla Hispana”, seleccionada por concurso entre 2000 escritores e invitada a formar parte de “Letras y Voces 2008” y dos de Ediciones Raíz Alternativa, seleccionada por concurso para “Antología Anual Especial 2013”, e invitada para la “Antología, Latinoamérica Escribe”. El público argentino tiene un gran conocimiento sobre literatura y en general sobre las diferentes manifestaciones culturales, por lo cual valoro aún más su concepto. 

- ¿Qué planes mediatos tienes tanto en pintura como en poética? 
- Una vez terminada la serie “Visualizaciones” me dedicaré a continuar con los estudios que estoy haciendo en relación a proporciones e introducción de novedades geométricas como base compositiva, para la realización de la siguiente serie en la que retomaré el tema ecológico relacionado con el ser humano. 

- ¿Tiene previsto la publicación de un nuevo libro? 
- Estoy haciendo las últimas correcciones a los poemas del próximo libro la se llamará Soliloquios, espero alcanzar a publicarlo este año.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14589

Latest Images

Trending Articles





Latest Images