Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14561

Caminando por América Latina

Previous Nos escriben
0
0
Buenos Aires: ruta de cultura, tango, gastronomía y fútbol... 

Por: Carlos Villota S

“Eterna como el aire”, estas palabras de Jorge Luis Borges recobran vida al recorrer una de las ciudades más emblemáticas del mundo: la capital Argentina. La misma que inspiró a Cortázar, a Aníbal Troilo, a Fito Páez, Charlie García, Evita y Maradona. Sede de Boca Juniors y River Play. Una urbe que encierra la historia del tango y que recuerda permanentemente a Gardel. En Buenos Aires hay muchas ciudades para conocer. Una llena de bares, otra llena de librerías y teatros-También está la ciudad heredera de la arquitectura europea. Una Buenos Aires tan antigua como Palermo o tan moderna como Puerto Madero, donde se puede escuchar la milonga. Entre sus habitantes, la mayoría descendientes del “viejo continente”, es posible que en Buenos Aires muchas cosas desaparezcan por el paso del tiempo, sin embargo, -advierten- “el tango sobrevivirá a cualquier Gobierno, dictadura o escenario de globalización”. 

Por ello, no es coincidencia en el barrio de Abasto –el barrio de los amores de Gardel- donde está su casa, donde todavía se ven las fachadas adornadas con el fileteado, donde funcionaba el mercado y hoy es un centro comercial. Donde también vivió Aníbal Troilo, “Pichuco”, el lugar donde tantos tangos le rinden homenaje, haya sido su casa, el refugio de Luca Prodan, el músico del origen romano más influyente del rock argentino durante la década de 1980. El también le canto al barrio del Abasto, donde el tango más que una expresión musical, es testimonio de una generación que traspasa fronteras. “Un tren cultural con boleto abierto”… 

En una palabra, el Abasto es uno de los santuarios del tango en la Buenos Aires del Siglo 21. Así se desprende de las escenas que se vivieron en el lugar en los últimos días de diciembre de 2012, al convertirse en la más concurrida pista de baile, en el que fuera el bar Chanta Cuatro, donde Gardel se juntaba con sus amigos; en su casa convertida en museo, hasta el Paseo del Fileteado, enmarcado en una decoración que combina estilos artísticos provenientes de Francia, Alemania e Italia y que se desarrolló en simultánea con el tango. 

Luego de palpar su historia. De sentirla a flor de piel, aparece ante los ojos del visitante, la ciudad de las librerías y museos. Del teatro Colón, de la vida nocturna, de bares típicos de la Boca, de Caminito y de la Bombonera, de Recoleta, Palermo y Puerto Madero. Una ciudad que alberga las tres cuadras que forman el Pasaje Lanín, donde creció Mariano Santa María, el autor de los Gardeles Pop del Abasto. Una zona en Barranas, que representa la niñez, la casa de su padre y las calles que fueron su “patio de juego”. 

Lanín es un “pedacito” de Barcelona –España- dentro de Buenos Aires. Son cuarenta fachadas decoradas con mosaico veneciano. Tres cuadras en medio de un barrio lleno de bodegas y de fábricas, paredes que recuerdan que las ciudades, los espacios urbanos también son escenario para el arte. 

Una realidad, que tiene tono musical Es justo en Caminito donde los bailarines posan para una foto con los turistas que sueñan con bailar. También está el de las academias, donde todos los días la gente de distintos lugares del mundo, asisten en la condición de alumnos para aprender los ocho pasos básicos, en los cafés donde suena un bandoneón, en las creaciones de Gustavo Santaolalla, en el tango electrónico. 

Lo más hermoso de Buenos Aires es que los libros están incluidos en la canasta familiar. Una librería es en esta ciudad de Suramérica le toca el alma al visitante al igual que una orquesta típica de tango, Andrés Calamaro o Fito Páez. Ocurre a cualquier hora y en cualquier época del año. Una ciudad que a comienzos de enero vive su época de verano. 

“Buenos Aires es una experiencia que arranca leyendo un libro, admirando el arte, la cultura, el tango, futbol y degustar buen asado….con barra libre” Dicen con orgullo “los porteños”. Para los niños y jóvenes –contrario- lo que se habla en algunos rincones de la ciudad- el tango no está muriendo. Por el contrario renace en el mercado de San Telmo cada domingo con ciudad Baigón, renace con Santaolalla y su genialidad de mezcla de sonidos clásicos y modernos. Renace en el mítico Tortoni o en el café de los Angelitos, donde malevos se reunían. Donde asisten los ciudadanos y ciudadanas de los cinco continentes a beber un café o un submarino, mientras en el fondo un hombre estira los fuelles de un bandoneón para dejar escapar la tristeza del tango. Por eso y mucho más la capital Argentina es “eterna como el aire…”. Quién la conoce, buscará contagiarse otra vez de su historia, de su gente, de su rica y variada oferta cultural y gastronómica. De un clásico del fútbol Boca-River… 

Nota: Una historia singular de algún lugar de sus países será publicada en este boletín; envíenosla a culturalibrosyletras@gmail.com

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14561


click here for Latest and Popular articles on Intel Technologies