Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14556

La venganza de la ex de Hollande

0
0
Tomado de Semana/ Bogotá. El libro que la periodista Valérie Trierweiler acaba de publicar sobre su ruptura con el presidente francés François Hollande es una pequeña revancha que no habla muy bien de ella. 

“Lo sentimos, ya no tenemos el libro de Valérie Trierweiler, pero todavía quedan novelas de Balzac y Dumas”. Con ese tipo de frases irónicas algunas librerías francesas protestaron contra el éxito de la obra de la exprimera dama sobre su ruptura con el presidente François Hollande, cuya infidelidad se dio a conocer a comienzos del año. La frialdad de los comentarios de los libreros contrastó con el terremoto mediático que causó su publicación y con los 170.000 ejemplares que se vendieron en tan solo seis días. 

Merci pour ce moment (Gracias por ese momento) es una represalia dramática y cruel de Trierweiler contra Hollande, a quien dibuja como una persona fría, cínica, y mentirosa. “Se presenta como el hombre que no ama a los ricos. En realidad, el presidente no ama a los pobres. Él, el hombre de izquierda, dice en privado: ‘los sin dientes’, muy orgulloso de su broma”, escribe. También narra con un tono rosa detalles de sus primeros encuentros y con desencanto y rabia la infidelidad del mandatario. “En materia de cobardía, todos los hombres infieles se parecen”, sentencia. 

El libro sale casi ocho meses después de conocerse las fotos de la revista Closer en las que el mandatario aparece bajándose de una moto y entrando con casco al edificio donde vive la actriz Julie Gayet, a solo 140 metros del Palacio del Elíseo. La revelación provocó la ruptura del presidente con Trierweiler, la misma mujer por la que había dejado a Ségolène Royal, excandidata presidencial socialista y madre de sus hijos. 

La obra no solo traza un retrato poco halagüeño del presidente, sino de la propia Trierweiler, que hubiera podido posar como una heroína víctima de la infidelidad, pero que prefirió mostrarse como una mujer colérica e impulsiva. Se trata de una confirmación de los rumores de la prensa sobre su temperamento. Trierweiler confiesa que se descompuso de celos durante la celebración de la victoria de los socialistas en mayo de 2012, cuando Hollande le dio un inocente beso en la mejilla a Ségolène Royal. Asegura además que también por celos envió un tweet de apoyo a un rival de Royal durante las elecciones legislativas de junio de 2012.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14556