Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14588

Caminando por América Latina

0
0
Un Sâo Joâo, una protesta y una esperanza 

Luis Felipe Ulloa 

Estos son días de interrogación para América Latina : ¿cómo esa aparente inmovilidad de la población en Brasil dio lugar sin pedir permiso a tan grandes concentraciones masivas? Eso en un lugar del mundo que no tiene cultura de protesta callejera, sino que ha llegado a convertir las distintas guerras de su historia en acuerdos y pactos con consecuencias que son motivo de discusión por unos cuantos estudiosos. La calle aquí es del pueblo en las celebraciones futbolísticas, en el carnaval y en unas fiestas especiales. Alguien decía que esos son las oportunidades en que el pueblo se toma las calles que dominan aún los sectores privilegiados, y los poderosos se disfrazan de pobres. 

Campina Grande, cidade de Paraíba, es la mismísima entrada al clima semiárido en el Nordeste,. "Aquí " la protesta callejera se desarrolló en mitad de las fiestas de São João. No fueron las mayores movilizaciones del país, pero ocurrieron con un sello muy importante: Esta es la zona de las secas (sequías) y ellas conciernen a todo Brasil 

La protesta no interrumpió las fiestas... que duran un mes y son sagradas... Tampoco el trabajo ¡No podría haberlo hecho! En realidad en esta época todo tuvo que acomodarse fiestas, protesta y trabajo. El 24 de Junio fue el festivo, y desde la prefectura (gobierno local) fue acordada una hora de salida más temprana para protestar el 20 de Junio . ¿Protesta con permiso? ¿Fiesta y protesta sin dejar de trabajar? Tiene explicación: Más que fiestas del santo católico, Junio es la celebración de las lluvias con todo lo que eso significa en una región donde solo llegan 2 meses por año y hay labores que solo durante esa época pueden ser realizados en el campo. Junio celebra la lluvia y la posibilidad de trabajar de nuevo la tierra para cosechar 

Quien se interesa en la vida, descubre en el São João un inmenso acto de exorcismo a través de la alegría. Sentarse al lado de un grupo de adultos mayores (idosos o idosas) abrirá al visitante los fantasmas de la seca (sequía) , reaparecerán como protagonistas los narradores, sus padres, sus abuelos sentados en el sitio o la fazenda (la finca) tan seco, esperando… interpretando las señales optimistas de la naturaleza . Aparecerá también el momento mágico lleno de detalles de las primeras gotas el olor a tierra mojada, y las sonrisas. Y las historias se van a volver canción, porque el brasilero de esta parte del país no solo cuenta las canciones, sino que las canta. Los he oído cantando historias o ilustrándolas con canciones tanto en los asentamientos camponeses como en un informal viaje en auto o una palestra (conferencia) universitaria. Y ya llegan la novia y el novio, los juegos bailados de a dos, de a parejas, todos… en el centro del espacio. 

El valor de la fiesta lo percibe el más desprevenido de los visitantes cuando cualquiera de los presentes en el Parque del Povo le esgrime una verdad de a puño: ¡Es el más grande São João del mundo!, y ni lo dudes. Agregue a eso que la del 2013 fue la peor seca en cuarenta o cincuenta años y súmele las movilizaciones para comprender que va a ser inolvidable por varias generaciones. 

Las declaraciones que tanto escuchamos estos días del estilo de “Los brasileros no habíamos hecho nada igual desde Goulart”, junto al “ahora sí estoy orgulloso de los jóvenes y de mi Brasil” tienen rostro de cobranza (demanda). Y no es para menos, pues los efectos de la seca demostraron la insuficiente previsión para una situación que no solamente no es sorpresiva sino que es recurrente en un país que tiene suficientes recursos para buscar y aplicar medidas adecuadas. 

Las fiestas de São João, en el Nordeste de Brasil, ya se unieron en la memoria a las protestas de Junio de 2013 haciendo emerger una esperanza inédita que ojalá fructifique. De esa seca y de las movilizaciones en Brasil, quizás ya algo nuevo comenzó a crecer en el imaginario social… la pregunta es si está ocurriendo también en la dirigencia. Acaso las circunstancias de Junio de 2013 van a ser convertidas intencionalmente en un suceso marcador de cambio de época … o va a dejarse que las cosas “marchen solas”? 

¿Qué sigue? 

Nota: cuéntenos una historia de su país, la vida de un personaje, un hecho destacado y envíenoslo a culturalibrosyletras@gmail.com

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14588

Latest Images

Trending Articles



click here for Latest and Popular articles on Search Engine Optimization (SEO)


Latest Images