Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14588

Mi homenaje a Jorge Consuegra

0
0

Pendular


Jorge Consuegra
Jorge Consuegra


A Jorge Consuegra, in memoriam.


Como un arrepentido, como un eco
de golpes incansables, al galope
de potros siderales nos lanzamos
-llegamos sin llegar, sin ir volvemos-
más lejos que la cota donde empieza
la O de cada Olvido; tan profundo
que el vértigo se aburre y, leve, flota
como una golondrina en el vacío
de un tiempo inmemorial. Ya fuimos esos
-de sol, viejos relojes- que sin prisa
han ido –bumeranes- con la esfera
de giros incansables al periplo
del viejo que unos pasos adelante
-como un borrón de débiles grafitos-
retorna a su niñez.

Como atabales
de torvas taquicardias, como golpes
de caucho contra el mármol más remiso
al tacto y al amor,
la música regresa -es terco el vicio
del trino contra el tímpano, su beso-
al túnel de la voz cuando tan sólo
la gota desvelaba a la caverna
en prístinos solfeos, y allí estamos
-de nuevo con la historia, entre los giros
de dados azarosos-
a lado de los muros sin sosiego
de cada fusilar. Hemos mirado
la luz letal -la enturbia un hueco negro-
que puebla los dameros cuando el blanco
penetra en la ceguera y nos hundimos
conscientes en el lar de lo difunto
por vía de las venas desquiciadas
de todos los suicidios. Nos fugamos
del vientre de la sombra a muchos siglos
hasta ser el eclipse de la estrella
-tú sueñas, yo deliro-,
que cruza nuestros ojos con la insania
de todos los cuchillos.

Hemos sido
nosotros y alguien más: la puesta en vilo
de todas las escenas, el reemplazo
del héroe en la guerra sin peligro
del pétalo y el poro, nuestro padre
-su látigo en la piel de un tiempo niño-
y a veces nuestra madre cuando el caso
es suave como el talco y su ternura
se empoza en nuestra sed. Y nos libramos
-a veces, cuando amamos lo perdido-
de ser nosotros mismos: no nos entra
el obús del olvido ni el acoso
del diente del futuro; somos altos
de luna y no ha podido
el sol matar el Ícaro que fuimos
atando nuestros pasos al camino
que va a la realidad. Ya tantas veces
somos lo que no es que un día cualquiera
seremos esa gota -Borges dice-
que llueve en el pasado y al siguiente
verano somos luz.

Amílcar Bernal Calderón.



Viewing all articles
Browse latest Browse all 14588

Latest Images

Trending Articles





Latest Images