Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14559

Recordamos al periodista y escritor Rafael Baena

0
0
No. 7280 Bogotá, Jueves 17 de Diciembre del 2015



Recordamos al periodista y escritor Rafael Baena 


Bogotá. El pasado 15 de Diciembre en Colombia nos levantamos con la triste noticia de la partida del escritor y periodista Rafael Baena. El autor de obras como Tanta sangre vista, Vuelvan caras, carajo; Samaria films XXX, Siempre fue ahora o nunca y La guerra perdida del indio Lorenzo, tuvo una destacada labor en los medios de comunicación como en las revistas Antena, Cromos y Credencial y en diarios como El Espectador, entre otros. 

Hoy lo recordamos con el siguiente diálogo que sostuvo con el periodista Jorge Consuegra…



“El periodismo sirvió para ayudarme a sentirme útil para la sociedad”



Muchos años después, frente al pelotón de periodistas, nos pusimos a hablar con Rafael Baena precisamente de eso, del periodismo y cada vez que retrocedíamos la película, nos reíamos de las viejas aventuras, muchas de ellas peligrosas y nos preguntábamos que por qué habíamos sido tan atrevidos, casi osados el haber hecho lo que hicimos. Pero así había sido esa juventud, loca, aventurera, amante de un periodismo que nos lo gozábamos completamente, a veces con angustia, pero la mayoría de las veces con inmensa pasión. 

Cuando nos encontrábamos por ahí, en cualquier ciudad o rincón del país haciendo entrevistas o buscando datos para un reportaje, Rafael, viejo Rafa, hacía un alto en el camino y sacaba su inhalador para tranquilizar su pulmón pues de nuevo llegaba la crisis de esa asma que lo atormentaba, que a veces lo sacaba de casillas. Y hasta un día me confesó, con un dejo de tristeza, que lo mismo que él siente, lo sintió infinidad de veces el “Che” Guevara allá en la Sierra Maestra, en Cuba y luego, en Ñancahuazú, cerca de Valle Grande, en donde lo mataron los militares bolivianos y lo tendieron sobre un lavadero yerto de la vieja escuelita. 

Jamás lo ví cansado ¡Jamás! Cuando fue redactor y al mismo tiempo reportero gráfico del Diario del Caribe, en donde nos conocimos hace tres décadas, parecía un adolescente estrenando zapatos. Creo que trabaja veintiséis horas diarias o más. Y cuando nos volvimos a encontrar en la revista Antena dedicada al mundo del espectáculo, hablábamos horas enteras de los personajes que íbamos a entrevistar y hasta de las crónicas que íbamos a escribir para Cromos. Incansable, de verdad incansable. Y más, cuando trabajó en El Espectador, Teledeportes, el Noticiero de las 7 y Noticias Uno

Después de tantos años sumergido en ese mundo maravilloso del periodismo, le dio por tener un nuevo oxígeno, no para su asma, sino para la literatura. Y ya tiene tres libros que han tenido la fortuna de tener excelentes comentarios de sus colegas, amigos y decenas de lectores. 

- ¿Primero nació Rafael Baena periodista o escritor? 

- En realidad lo ignoro. Si me sitúo en el momento en que empecé a ganarme la vida escribiendo, diría que primero fue el periodista. Pero la perspectiva del tiempo me permite inferir que se trató de un mismo inicio o, si se quiere, de dos inicios simultáneos. 

- ¿Cómo nació la pasión por los libros? 

- Gracias a mi abuela, a quien le gustaba mucho leer pero que, con los años, fue perdiendo la capacidad de enfocar. Quizá porque su vanidad le impidió acudir al oculista, o quizá por amor hacia mí, me pedía que le leyera los libros que yo leía, generalmente novelas de aventuras. 

- ¿Cuáles fueron los primeros libros que tuviste en tus manos? 

- Corazón… Los hermanos negros… Miguel Strogoff… Tarzán de los monos… 

- ¿Qué libros leídos por ti en tu juventud se quedaron grabados en tu RAM? 

- Esta pregunta es como un bis de la anterior, pero si tuviera que elegir un título que me hizo practicar por primera vez la relectura, sería La isla misteriosa. 

- ¿Qué satisfacciones te ha dejado el periodismo? 

- La mayor de todas, alejar el peligro de una vida plana y rutinaria, y ayudarme a sentirme útil para la sociedad. 

- ¿Por qué decidiste meterle el alma a los libros? 

- De verdad, no lo sé. Si reflexiono al respecto a lo mejor tengo que responder algo muy íntimo: escribo para hacer memoria de personas que no conocí y de hechos que no viví. 

- ¿Cómo surgió la idea del primero de los tres más recientes libros? 

- Surgió al darme cuenta de que la violencia que aqueja a la Colombia de hoy no difiere mucho de la de hace 200, o 100 años. 

- ¿Cómo apareció esta “bala” en tu mente? 

- Es una mezcla que surge del recuerdo de un tío abuelo algo loco que se encerró en una habitación para no tener que relacionarse con los demás, y del conocimiento de ciertas prácticas de ejecución de prisioneros. 

- ¿Cuál es la historia que cuentas en tu más reciente libro? (No lo he leído y por eso te pregunto) 

- En líneas generales, es la crónica de lo que le puede llegar a pasar a una familia cuando estalla una guerra. 

- ¿Qué fue lo más complicado en el proceso de redacción del libro? 

- Tratar de pensar como mujer, intentar la exploración de la mente femenina, sus motivaciones, sus reacciones, sus apetitos. Una vaina que a mí me resulta en extremo complicada, la verdad. 

- ¿Es una novela para todos los lectores o para lectores más especializados? 

- Creo que es para todos los lectores. Incluso para los muy jóvenes, los que acaban de dejar atrás la colección Barco de vapor… 

- ¿Cuál es el tema del próximo libro que tienes en salmuera? 

- Es el mismo, solo que situado más acá en el tiempo, más en el presente que en el pasado. A la larga, como dijera algún escritor famoso cuyo nombre no recuerdo en este momento, los autores escriben toda su vida el mismo libro, solo que en varios tomos.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14559