Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558

María José Caro: "Si la novela que publique es de menor calidad, me frustraría

0
0
Tomado de La República / Perú / Por Luis Condori .

"La primaria" es un libro de cuentos que tiene como protagonista a Macarena, una niña que tiene que lidiar con una serie de situaciones que van marcando su vida por etapas. Vivir, para ella, es un proceso de aprendizaje, donde no solo están los errores que ella comete, sino los errores de otros que le van salpicando. Publicado en 2012 por Alfaguara, estas historias que presenta María José Caro León-Velarde, su autora, han sido reeditadas este año por la municipalidad de San Isidro. Conversamos con ella en un café, en medio del ruido, entre tantas otras historias que se han ido tejiendo. 

Pienso que los cuentos los has escrito cronológicamente, por etapas de una vida que quizás no sea tuya, o quizás sí. 

Para empezar, te cuento cómo nació el libro. Yo asistí al taller de Jorge Eslava, que era un ejercicio donde la gente llegaba con sus cuentos. Y en esa época yo estaba leyendo mucho a Junot Díaz, a John Fante, a Lorrie Moore. Comencé a ver mi propia vida, y entonces dije: "voy a hacer un cuento", que fue a mitad de la noche. Luego me di cuenta que la niña, que era Macarena, tenía más cosas que decir. 

¿Tenía que ver con experiencias personales? 

Tiene que ver bastante con experiencias mías. Mis padres son divorciados. Por ejemplo, lo que pasa en el primer cuento es que Macarena se fugó con su hermano; es algo que a mí se me ocurrió porque quise hacer esta pequeña historia de redención con la mamá. 

Eso es muy Bryce. Cuando él empezó a escribir, él no tenía muy claro qué hacer. Y de pronto le dijeron que escribiera sobre él. Es lo que pasa con algunos autores. 

Yo creo que sí. Personalmente, se me haría muy complicado escribir sobre un tema que no me es muy cercano. Hay autores que admiro muchísimo, que tienen esta capacidad de crear un universo, pero creo que necesito insumos y personajes propios, para que a partir de ahí proyectar cosas. 

-¿No te atreverías definitivamente a escribir sobre algo que no tenga que ver contigo?

Imagino que sí, pero sobre papas que yo haya visto y conocido. Por ejemplo, policiales y ciencia ficción creo que quedan descartados. 

-Te tendrías que convertir en una forense. 

Algo así. Justo estaba leyendo la entrevista que le hizo Francisco Ángeles a Sergio Chejfec, donde él decía que era una escritor dudoso. A mí me pasa un poco lo mismo. Dante Trujillo me dijo que mi libro, para él, es una novela. Se me hacía tan complicado aceptar que podía ser un libro, que simplemente fui sacando historias. 

-¿Por qué los cuentos resultaron ser cortos?

Para mí, es una batalla personal. Soy recontra minimalista. Me cuesta mucho sacar cinco líneas. Ahora estoy escribiendo una novela, pero es bastante fragmentada. No puedo ir al largo aliento. 

-¿Eres un poco aforística?

No sé si aforística. 

-Hay escritores que escriben así.

Para mí, el modelo absoluto en prosa es Fante. No arma reflexiones si no te pone imágenes que ya te dicen todo. 

-¿Y Alice Munro?

También me parece una capa. Algo muy importante en los escritores es la voz. He tratado de retroceder el tiempo y ponerme a mí de niña. Esa es la voz con la que yo hablo. 

-Macarena es el leitmotiv de la historia. ¿Será parte de otras novelas? Capaz ya más crecida. 

Sí, es lo que estoy haciendo. Una Macarena crecida que igual tiene que enganchar y ver en algún momento del pasado, porque mi razón es más ver la infancia. Lo que intenté hacer en Primaria es punto de quiebre cuando eres niño, que te marca para siempre. 

-Los finales de cada cuento terminan siendo desgarradores. Son golpes que no siempre están ubicados ahí. Hay escritores que golpean a la mitad de una historia, al principio, y hay quienes ni golpean. 

En el caso de “Zancos”, el golpe está al final. “A mitad de la noche” es un golpe, pero tiene que ver con la redención. Es un golpe bonito. Es lo mismo que pasa con “Pasajeros”. En el último cuento intenté más reírme del personaje Macarena. 

-Un escritor que arroja todo ese tipo de experiencias, se agota, se llena de angustia. ¿Cómo es en tu caso?

A este libro, como ya estoy alejada porque han pasado varios años, lo veo y le tengo cariño. Sí me dejó agotada, y me trajo mucha angustia luego cuando iban a publicarlo. Como te conté, ni siquiera estaba pensando en publicar un libro. Fue un proceso bien loco. 

De la angustia también nace la frustración. Y quizás eso se ve más en escritores jóvenes, por así decirlo. 

Cuando me siento a escribir la novela nueva, siempre pienso y me digo “eso tiene que confirmar que mi libro anterior no ha sido un golpe de suerte”. Siento que si la novela que publique es de menor calidad, me frustraría. 

-¿Y el papel en blanco no te ha frustrado? Quizás un día sin escribir. 

No. No es que escriba todos los días. 

-¿Eres disciplinada?

Soy disciplinada, pero cuando siento que no tengo nada para poner… 

...Como Diego Trelles, que escribe cuando le vienen las ideas en cualquier parte. 

Eso es imposible para mí. Escribo, aunque es un poco ridículo, con audífonos sin música, totalmente aislada. No puedo escribir en un café ni en un sitio que haya bulla.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558




Latest Images