Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558

Santiago Cañón: "La música es una historia"

0
0
Por: María Camila Sarmiento Peña / Periodista de la Fundación Salvi

Tras su concierto en el auditorio Fabio Lozano de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, el pasado jueves 19 de noviembre de 2015 Santiago Cañón Valencia, violonchelista colombiano que se ha destacado en el país y en el exterior, habló con el Cartagena Festival Internacional de Música sobre su reciente experiencia en el XV Concurso Internacional Tchaikovsky, el significado de la música en su vida y su participación en la décima edición del Festival que se llevará a cabo del 8 al 16 de enero de 2016. 

Memoria del concierto


Entre una oleada de aplausos Santiago Cañón se dirige con pasos seguros al centro del escenario del auditorio Fabio Lozano de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, se coloca en una silla de cuero negro y se prepara con una respiración profunda para tocar en el “Concierto Especial de Música de Cámara” organizado por la Universidad Javeriana.

Cierra los ojos y después de una breve pausa los abre, observa con detenimiento las personas que esperan que los deleite con su música y empieza a tocar una pieza. Con dedos veloces y rodeados por sus característicos anillos, empieza a rasgar las cuerdas mientras con su brazo toma el arco y cobra vida su violonchelo con la obra Bunraku de Toshiro Mayuzumi y las variaciones sobre un tema de Paganini de Bottermund/Starker.

Con un movimiento de su brazo da la última nota de su interpretación y sonríe. El público lo aplaude y se coloca de pie, da una sencilla reverencia y entra por una puerta al final del escenario. El público sigue aplaudiendo, sale una vez más a saludar y se retira. El público no para de aplaudir, sale una última vez para dedicarle a los presentes una fugaz sonrisa antes de desaparecer por completo tras la puerta del escenario.

En la intimidad del camerino, se acomoda, suelta su largo cabello y recuerda con recogimiento el camino que ha recorrido para llegar al lugar donde hoy se encuentra. 

Con una familia de músicos, donde su papá es miembro de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, su hermana es violinista y su mamá toca el violonchelo, Santiago desde muy pequeño empezó a dar sus primeros frutos en la música. No duda en decir que fue su madre quién lo inspiró y quién le dio sus primeras lecciones musicales antes de recibir la enseñanza de maestros en diversas partes del mundo.

-¿Qué tipo o estilo de repertorio es tu favorito?

-A mi me gusta pensar que lo que estoy tocando en el momento es mi obra favorita, la obra de mi compositor favorito. La verdad es que no tengo periodos o compositores favoritos sino que les encuentro el gusto a todas las obras que toco.

-¿Qué músicos o artistas admiras?

-Admiro a muchos músicos, si lo acortamos un poco a chelistas, mis más grandes influencias serían Yo Yo Ma y Pablo Casals.

-A la fecha ¿cuál ha sido tu mayor logro en la música?

-Ha habido muchos logros de los cuales estoy orgulloso. Uno de esos fue tocar con los solistas de Moscú bajo la dirección de Yury Bashmet, y haber sido participante en el Concurso Tchaikovsky, el concurso más grande de música clásica. Ser parte de los 25 chelistas de todo el mundo que participaron es un orgullo grande. También obtuve el tercer puesto en el Concurso Casals en Budapest.

-¿Cómo ha sido tu experiencia en los viajes?

-Viajé a Rusia a mitades de este año, fue un viaje interesante, nunca había estado ahí. Como cualquier viaje para mí fue muy valioso no solo por la experiencia artística sino también por la oportunidad de conocer otra cultura.

-Mi profesor en Texas fue Andrés Díaz, a quién conocí también en una de las ediciones del Festival y con quien estudié durante dos años. Esta es una experiencia que yo tengo acá en el corazón. Fue un privilegio trabajar con un artista de tan alto nivel y de fama internacional.

-¿Tu percepción de la música ha cambiado los viajes que has realizado y los concursos internacionales en los que has participado?

-Mi percepción de la música ha cambiado con los viajes y concursos internacionales en los que he participado. He adquirido experiencia en otras cosas, la influencia de otro idioma, y he conocido a diferentes personas. Para mí la música es una historia, es otro medio de comunicación, es contar una historia en frente de muchas personas. La experiencia de viajar deja recuerdos que nunca se olvidan. 

- ¿Continuarás tus estudios musicales? 

-Tengo planes de ir a Alemania a continuar con mis estudios. Es un sitio al que siempre he querido ir. Ya he ido de visita pero por poco tiempo. Creo que haber estudiado en lugares tan diferentes me marcó. Estudié 8 años acá en Colombia cuando fui niño, después estuve en la universidad en Nueva Zelanda, luego hice un postgrado en Estados Unidos y ahora sería una buena experiencia ir a Alemania y explorar la manera en que los europeos conciben la música y la interpretan.

-¿Cómo ves el contexto y la actualidad de los artistas jóvenes talentos en Colombia?

-La primera vez que asistí al Cartagena Festival Internacional de Música fue en el 2009 durante la primera edición del programa de Jóvenes Talentos. Ahí conocí a Julia Salvi, desde ahí ella está muy pendiente de mí y fue quien me animó a participar en la Beca Edmundo y Mayra Esquinazi. También tuve la oportunidad en el 2012 de ser nuevamente Joven Talento. Asistir al Festival es una experiencia muy bonita. Es poder estar en un ambiente con músicos importantes en una atmósfera profesional de música y de arte.

El nivel de los jóvenes talentos en Colombia es muy bueno, ha ido mejorando. Cada vez es más frecuente encontrarse con gente talentosa. El Festival ha influenciado mucho ese progreso de los jóvenes en la música clásica en Colombia. Hay gente muy buena y por eso mismo llevan ese talento al exterior.

-¿Qué nos puedes anticipar de lo que será tu participación en el próximo Cartagena Festival Internacional de Música?

-Voy a tener la oportunidad de tocar con la Orpheus Chamber Orchestra, una orquesta de cámara muy importante. Será un privilegio hacer música con ellos en dos conciertos del Festival y tener otras presentaciones con solos de violonchelo.

-¿Qué expectativas tienes de dictar clases magistrales en el marco del Festival por primera vez?

-Es emocionante y me pongo nervioso porque no es algo que haya hecho mucho. He dado algunas clases y al parecer a los estudiantes les ha gustado. Espero que así sea en Cartagena, que lo que pueda dar a los estudiantes sirva y que se diviertan.

Las clases no las preparo porque cada persona que se sienta a tocar al frente mío es diferente. Yo no planeo que decirles de antemano, sino que los escucho y les sugiero.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14558




Latest Images