Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14557

Entrevista con el actor y caricaturista Robinson Díaz

0
0
Por: Jorge Consuegra (Libros y Letras) 

Juliana Osorio

Además de ser un excelente actor de las pantallas chica y grande, se ha destacado con sus caricaturas sociales y políticas en El Espectador.

Todos los días lucho por ser un buen caricaturista

- ¿Qué dibujaba cuando niño?

- Hmm… Puros monachitos como los de cualquier niño, rayaba mucho las paredes.

- ¿Sus papás lo castigaban cuando rayaba las paredes con esos “monachitos”?

- ¡Claro! ¡Yo rayaba las paredes a la lata! Y por eso me castigaban. 

- ¿En lugar de hacer las tareas, hacía más dibujos que las tablas de multiplicar?

- No. Yo rayaba más las paredes. Ya en el colegio, cuando estaba en bachillerato, lo que hacía era dibujar a los profesores.

- ¿Copiaba los dibujos de las historietas? 

- Miraba muchas historietas, muchas, de verdad muchas, me encantaban, pero no, no copiaba, nunca he copiado, ni aún a estas alturas me gusta copiar.

- ¿Cuáles historietas fueron sus preferidas?

- Casi todas, como por ejemplo Condorito, Carandú, Kaliman, Tarzán, todas las que salían en los periódicos dominicales y en los diarios, como El Mago Hedor; después encontré a Quino y a Fontanarrosa y ahí la cosa me cambió, la perspectiva me cambio completamente.

- ¿Cuando adolescente le hacía las tareas de dibujo a sus compañeros?

- Si y a mis hermanos. 

- ¿Cobraba por hacerle las tareas?

- No, nunca lo hice. 

- ¿Con sus dibujos se burlaba a veces de sus profesores o sus condiscípulos?

- Si, especialmente me gozaba haciéndole dibujos al profesor de matemáticas. 

- ¿A qué edad pensó que podía llegar a ser un buen humorista gráfico? 

- Todos los días lucho por serlo. 

- ¿En qué medio publicó sus primeros "monos"? 

- En el periódico de Envigado que se llamaba Señorial… ¡Ah, no! Ahora que recuerdo, mis primeros dibujos fueron en El Humanista del Inem donde estudié; allí dejé mis primeros muñequitos y luego sí fueron publicasdos en el pueblo, allá en Enviiado. Más tarde aparecieron en El Mundo de Medellín.

- ¿Recuerda especialmente algunos de esos “muñequitos”?

- Todos me han dejado recuerdos especiales y me emocionaba mucho cuando los veía publicados, eso era muy especial para mi. 

- ¿Qué temas abordó en esos años cuando empezó a dibujar en serio y en serie?

- Cuando empecé estaba ese mundo del narcotráfico, la política, el gobierno de Gaviria, fueron los primeros que me dediqué a dibujar y lo hice con gusto.

- ¿Viendo los años actuales ha sentido de alguna forma el peso de la censura?

- Hmmm…la verdad es que no me he dado cuenta.

- ¿Usted mismo se ha autocensurado en alguna ocasión? ¿Por qué?

- Sí, claro que me he autocensurado, porque quiero seguir viviendo.

- ¿Qué hace cuando no llega la musa de la inspiración?

- Me doy una vuelta, cambio de ambiente.

- ¿Se siente igual de bien en la actuación que frente a una página en blanco?

- Sí. Lo que pasa es que en la actuación uno está con el cuerpo entero y en la caricatura uno está pendiente de lo que haga la mano y el cerebro.

- ¿Por qué el mote de Picho y Pucho y a veces Argonayerbe?

- Porque Picho y Pucho no se… y ahora es que estoy trabajando con otros dos humoristas que son Pucheros y Argonayerbe porque me gusta mucho lo que escriben, entonces disidí trabajar con ellos porque no me las se todas, no las tengo todas y también tengo mucha carga de trabajo por el lado de la actuación entonces… y porque me gusta dibujar mucho, buenas ideas y ellos son muy buenos, tienen muy buenas ideas, son excelentes creativos. 

- ¿A qué humoristas gráficos internacionales admira especialmente?

- El que más me gusta a mi es Fontanarrosa, porque conjuga todo, humor e inteligencia; me encanta. 

- ¿Dejaría la actuación para dedicarse a ser caricaturista?

- No

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14557