Quantcast
Channel: Libros y Letras
Viewing all articles
Browse latest Browse all 14592

La escritura

0
0
Por: Juan Carlos Silva

La escritura tiene que ser una base firme sobre la cual establecer una casa y una vida. De lo contrario, es pura vanagloria, vanidad, deseo de publicar, de ser famoso, de cumplir con los sueños de los papás ¡Vagabunderías! 

La escritura tiene que ser más firme y más fluida que un río; tiene que ser una espada, un arsenal, una bandada de flechas, un hierro continuo estirándose, una intención de vida que rebasa la hoja, como quien se sale del espíritu y del cuerpo, tiene que ser una profunda derrota a los ojos de los exitosos. 

La escritura tiene que reflejar que tú no estás en ninguna parte, no existes, no tienes tiempo ni espacio. La escritura tiene que anularte para ser ella quien ocupe tu lugar, como cuando leías la biblia y eras un niño: la escritura no tenía cuerpo, sino sólo era un soplo, un hálito vital como una lluvia. La escritura tiene que preservarte de los chantajes del mundo, tiene que ser tu deseo último, tu voluntad íntima; tiene que ser aquello que no transige, que no huye, que no se desvanece si lo tocas, que no negocia, que no se cambia por monedas, -ni por comida y dormida. La escritura es del orden de lo inexorable, de lo inevitable, de lo impostergable, indelegable, inexpugnable, de lo que simplemente es así, como el rocío por las mañanas, como el amor, como una tormenta, como el fundamento de nuestro actuar diario, -que no se vende por nada del mundo. Anúlate en la escritura, sobrevívete en la escritura, sé tú mismo por fin (ahí sí puedes), sé lo suficientemente valiente y lúcido, sé parte innegable de la realidad como los árboles y como las piedras. Aléjate de las multitudes, aléjate de las masas. Aniquílate, sé otro, conviértete, transmútate, cámbiate, báñate, renuévate, transfigúrate, ten ánimo, esfuérzate, sé feliz.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 14592

Latest Images

Trending Articles





Latest Images